FITCarrer 2015 y la educación de públicos

FitCarrer

El Festival Internacional de Teatre de Carrer de Vilareal (FITCarrer) ha finalizado su 27ª Edición, y compañías de todo el mundo ha pasado por la población durante sus cuatro intensas jornadas.

Era la primera vez que acudía a este festival, y debo reconocer que algo me sorprendió además de los espectaculares saltos mortales que ejecutaban con pulcritud los chicos de Vaivén Circo, o el virtuosismo acrobático de Vol’e Temps y sus “Mundos de papel”. Durante las 7 representaciones de las que disfruté el domingo, el público se comportó de forma inusualmente educada, predispuestos a reír y participar, acompañando con sus aplausos y sin producir alboroto más allá del círculo formado alrededor de los artistas.

Lo mejor: El público

Claro que 27 años de teatro en calles y plazas de Vilareal deben hacer mella en sus gentes, y el trabajo realizado por sus organizadores se ve al final recompensado con la creación de públicos y además, creo más importante, con la educación de públicos. Cuantas veces he visto espectáculos de calle donde suenan teléfonos, niños sin control lloran como si no hubiera mañana, o grupos enteros se levantan sin pudor en medio del número final para escaparse de “la gorra”.

Demos pues un fuerte aplauso a las 40 compañías, pero también un aplauso a la organización y al propio público, porque en esta ocasión nos lo merecemos.