LA FRAGILITAT DE EROS de Maquinant Teatre

la fragilitat de eros

Si el Russafa Escènica destaca por algo es, precisamente, porque sus representaciones son en espacios no convencionales, y esto aporta un valor añadido a todas sus propuestas, algunas de ellas concebidas e ideadas incluso para ser representadas con un grupo limitado de espectadores. “La fragilitat de Eros” fue estrenada en este festival en 2013, en una planta baja con paredes desconchadas que evocaban tiempos mejores de una Valencia marcada por guerras, conflictos y disputas. Sus tres protagonistas eran capaces de trasladarnos casi como por arte de magia a otro momento vivido entre esas mismas paredes. Sus voces y su contacto creaban un espectáculo tierno, próximo y acogedor que en su versión “a la italiana” ha perdido la conexión con el público transformándose en algo frío e impersonal.

La cuarta pared está ahí, aunque un puñado de personas acompañe en el escenario, la cuarta pared sigue ahí y es difícil romperla. ¿Cómo puede llegar hasta las filas más alejadas el sabor de un vino peleón o el aroma de un buen caldo? ¿Cómo puede llegar la mirada cautivadora de sus protagonistas iluminada tan solo por el resplandor de una vela? Queda así, a ojos del espectador, solo el esqueleto, la estructura de una historia, de una época.