¿Qué es un composite y cómo puede ayudar a superar un casting?

¿Cómo superar un casting? Hay muchas herramientas que te ayudarán con la selección, pero una de las más importantes es un composite.

¿Qué es un composite?

El composite es una tarjeta promocional que el actor o modelo deja a quienes pudieran contratarlo más adelante. Por lo general es de tamaño 18×24 cm., pero últimamente se está extendiendo al formato 15×21 aún más económico. Su formato debe ser vertical.

En el lado delantero se imprime un retrato a toda página (llamado “beauty”), y en la parte posterior otras imágenes más pequeñas con nuestros datos esenciales: nombre, edad, altura, medidas, color de ojos y pelo, talla de ropa y calzado y número de teléfono de la agencia o personal. Normalmente, se imprime un cierto número de ejemplares, ya que esto será como una tarjeta de visita, o carta de presentación para dar a todos aquellos que puedan necesitar contactar con nosotros.

Dependiendo de los sitios donde se promocione, las medidas van en sistema métrico y/o en medidas inglesas (pies, pulgadas).

También se pueden incluir muy discretamente los datos del fotógrafo.

¿Cuando necesitaremos hacer un composite?

Un composite bien hecho es una inversión para ser conocido en el campo que nos interese. Al igual que con un book, las imágenes elegidas deben ser verdaderamente representativas de nuestras capacidades como actores o modelos, por lo que siempre es recomendable hacer un estudio sobre nuestras propias posibilidades.

En primer lugar, debemos decidir el sector en el que nos deseamos presentar: Las imágenes elegidas para el composite tratan de ofrecer una idea general de nuestras posibilidades como actores o modelos. Cada persona, debido a sus características físicas y psicológicas, puede resultar conveniente para diferentes sectores. ¡Y no podremos buscar (ni encontrar) estas predisposiciones durante la sesión de fotos! Y aunque fuera así, tendríamos que aprender a desenvolvernos en ese estilo, cosa que en cualquier caso exige una formación.

Por ejemplo, una cosa es ser actriz de teatro, y otra muy diferente ser modelo para publicidad en televisión. Hay toda una serie de situaciones que se deben probar antes para no caerse de las nubes justo en un casting ante las exigencias del equipo de producción. Tened cuidado, por tanto, cuando os propongan hacer de inmediato un composite o book: tal vez esa persona está interesada en tratar de venderos un composite más que en cualquier otra cosa.

Hay composites y composites.

Un composite hecho e impreso con pocos recursos se nota de inmediato. En las agencias reciben todos los días composites hechos a toda prisa y de mala calidad: son tarjetas de visita que no despiertan ningún interés. Esto no significa que gastar mucho dinero garantice grandes resultados. Mira, observar, compara varios composites realizados por diferentes fotógrafos. Hazte una idea de algo más concreto y compara los precios teniendo en cuenta todo el servicio.

Costes

Es recomendable, para comenzar nuestra carrera, conseguir un composite económico realizado con impresoras láser.
Si pensamos en un trabajo de mayor calidad debemos recurrir a la imprenta. Los costos son mucho más altos en este caso, y se justifica únicamente si producen al menos 500/1000 copias.